aseguran que Mbappé ya avisó que en junio se va de PSG como jugador libre



No hay vuelta atrás. Los millones de dólares de Qatar no alcanzarán para retener a Kylian Mbappé en París Saint Germain. El delantero ya le avisó a Nasser Al Khelaifi, presidente del club de la capital francesa, que tiene decidido marcharse a finales de junio próximo al aprovechar el vencimiento de su contrato.

«Los términos de la salida aún no se han acordado en su totalidad, pero Mbappé dejará París en el verano (boreal); Kylian aún tiene que cumplir sus compromisos con el club», adelantó el periodista especializado en mercado de pases, Fabrizio Romano.

De este modo, el nombre del francés vuelve a aparecer en el foco del Real Madrid. Ya en febrero, antes de un hipotético cruce en Champions League, el 7 del PSG abre de nuevo el telón de una obra sin desenlace oficial, pero que alegra el semblante y esboza sonrisas en las oficinas de Valdebebas.

Dice este jueves Le Parisien que «el Madrid es el otro club de su corazón». Entre la nostalgia de unos y el hastío y cansancio de otros, en París ya quedó claro que no jugará más en el PSG. Su decisión de abandonar el Parque de los Príncipes, libre, a final de la presente temporada, acerca de nuevo al conjunto blanco y al futbolista galo. Una historia que empezó en 2017 y que podría acabar en 2024.

Hace siete años que el Real Madrid puso sus ojos en un joven futbolista nacido en la localidad de Bondy, situada en el departamento de Sena-San Denis, al nordeste de París, que deslumbraba en el Mónaco.

19 años recién cumplidos y una irrupción meteórica. En la Ligue 1 y en la Champions League. 28 goles y 14 asistencias en 46 partidos. Seis de dichos tantos en nueve partidos, todos ellos en rondas eliminatorias, que llevaron al Mónaco a las semifinales, donde cayeron contra la Juventus.

El Real Madrid lo siguió de cerca y negoció la llegada a la capital de España de un futbolista que con 14 años -en 2012- visitó Valdebebas y conoció a su ídolo, el portugués Cristiano Ronaldo, de cuyos pósteres tenía empapelada la habitación en casa de sus padres.

Sin embargo, Mbappé y su entorno decidieron volver a casa y fichar por el París Saint-Germain, que le prometió ser, junto al brasileño Neymar Junior, cabeza del proyecto; mientras que el Real Madrid ganaba la ‘Champions’ año tras año con la ‘BBC’ -Bale, Benzema y Cristiano- titularísima y un Marco Asensio emergente.

No vio su sitio como indiscutible y decidió hacer las maletas rumbo a París. Firmó un contrato de estrella y, desde entonces, su nombre y el del Real Madrid siempre han estado unidos.

¿La quinta será la vencida?

Sin éxito en 2017, Real Madrid vio cerca la posibilidad de fichar a Mbappé en 2021. Hasta el último día de mercado. El desenlace no llegó hasta el 31 de agosto, cuando París Saint-Germain rechazó 200 millones de euros por su estrella a pesar de tener solo un año más de contrato.

Es más, el PSG ni contestó a la propuesta del conjunto blanco. Y esto sentó un precedente en las oficinas de un Real Madrid que nueve meses después se llevó otro chasco, cuando todo parecía encaminado a ver a Mbappé en la capital de España.

Eso sí, en 2022, el culebrón se resolvió antes de tiempo. En mayo, por sorpresa, a pocos días de que el Real Madrid disputara la final de la Champions League -que incluyó la eliminación de Mbappé en octavos de final- en una visita del francés al Santiago Bernabéu en la que dejó gestos, como mirar asombrado las obras del estadio, para dejarse querer.

Sin embargo, en mayo renovó con el PSG hasta 2025 en vez de recalar como agente libre en el conjunto blanco.

Una fecha, 2025, que parecía separar los caminos de Mbappé y el Real Madrid durante un tiempo, pero no fue así. En realidad, el delantero firmó hasta 2024, con opción a renovar una temporada más. No quiso hacerlo el pasado verano y se reactivó el interés de Real Madrid.

Es más, el club francés le avisó de que si no renovaba le abría la puerta para salir del club. Y le apartó de entrenamientos con el grupo… pero acabó quedándose un año más. Y sin firmar una nueva renovación ni activar su cláusula hasta 2025.

Mientras, desde las oficinas del PSG, se deshicieron de Messi y Neymar y le dieron, por si había alguna duda, las llaves del equipo. Una estrategia para intentar convencerle, de nuevo, a última hora.

De nuevo, Mbappé

Pero este 2024 no ha sido así. La prensa francesa animó la tarde de las redacciones anunciando que la decisión de Mbappé es firme: se va del PSG a final de temporada, gratis, y así se lo comunicó al presidente del club, el catarí Nasser Al-Khelaïfi.

Una noticia que, inmediatamente, reactivó otra: el interés del Real Madrid en fichar al galo.

Los portavoces del club siempre han negado la mayor. Ancelotti con rotundos “es jugador de otro equipo”, Florentino Pérez tras ganar la Supercopa de España con un “no es momento de hablar de Mbappé”… e, incluso, el pasado 4 de noviembre un comunicado en la web del club.

«Ante las informaciones emitidas y publicadas recientemente por diferentes medios de comunicación, en las que se especula sobre supuestas negociaciones entre el jugador Kylian Mbappé y nuestro club, el Real Madrid C. F. quiere manifestar que estas informaciones son rotundamente falsas y que no se han producido dichas negociaciones con un jugador que pertenece al PSG”, publicó el conjunto blanco.

A partir de este jueves se abre un nuevo escenario. El anuncio que esperaba el Madrid para apuntalar su estrategia. La misma que usaron los galácticos de antaño para abandonar sus clubes y aterrizar en el Bernabéu.

Eso sí, en el vestuario del Real Madrid sí han respondido sobre Mbappé en contadas ocasiones. Como fue el caso de su compatriota Aurelíen Tchouaméni tras vencer al Leipzig el pasado martes en Champions League

“¿Mbappé al Real Madrid? No me dijo nada. Y aunque lo supiera, no te lo habría dicho. Lo hablamos en el vestuario porque es un tema importante. Esperamos que las cosas se calmen en las próximas semanas», dijo en Canal+ Francia.

Una decisión de Mbappé que reactiva de nuevo el interés del Real Madrid por el futbolista francés. Por cuarto año consecutivo y con un desenlace que el mundo del fútbol espera se resuelva pronto.



Source link

Scroll al inicio