Confirman 14 años y medio de condena para un intendente de Entre Ríos que violó reiteradamente a tres empleadas municipales


La Cámara de Casación de Concordia resolvió este lunes confirmar la condena contra Ángel Fabián Constantino, intendente en uso de licencia de la localidad de Gilbert, en Entre Ríos, a 14 años y seis meses de prisión, a hallarlo culpable de abuso sexual contra tres empleadas municipales que sufrieron múltiples violaciones por parte del jefe comunal que responde al Partido Justicialista.

En marzo pasado, un tribunal de Gualeguaychú había condenado a Constantino por tres hechos de «abuso sexual simple y con acceso carnal, y abuso sexual con acceso carnal en la tercera denuncia reiterados, en concurso real», y lo benefició con prisión domiciliaria en su vivienda, donde el intendente abrió una pollería y, hasta ahora, permanece con custodia policial y tobillera electrónica.

Ahora la instancia superior analizó numerosas pruebas y archivos, y repasó cerca de 80 testimonios, entre ellos, los de las víctimas, peritos, testigos de las situaciones y psicólogos. Y así, el tribunal concluyó que se cometieron múltiples abusos al menos entre 2018 y junio del 2021.

Gilbert es una localidad de no más de 1.500 habitantes, ubicada a unos 75 kilómetros de Gualeguaychú, en el sureste de Entre Ríos. Según le dijo a la agencia Télam la fiscal del caso, Martina Cedrés, «existió miedo» para declarar, al tratarse de un pueblo «chico, con pocas fuentes de trabajo». La querella, en primera instancia había pedido una condena de 22 años de cárcel.

«Hay otras personas mayores de edad pero no quisieron radicar (la denuncia) porque es un pueblo y hay un miedo subjetivo de un juicio de valor, pero toda víctima tiene su tiempo«, explicó.

La fiscal precisó que el intendente también realizó actos de exhibicionismo, aunque no se pueden iniciar causas judiciales ya que no está tipificado como delito en el Código Penal.

Todo eso, consideró Cedrés, «da un panorama de su forma de manejarse con las mujeres: conductas sexuales sucesivas, intimidación y acoso».

Mientras avanzaba la investigación en su contra y pesaban sobre él las medidas restrictivas, Constantino se acercó a las víctimas en varias oportunidades, por lo que permaneció un día detenido el 26 de agosto de 2021 y llegó a juicio con prisión domiciliaria.

El ex intendente pidió licencia con goce de sueldo recién luego de que el gobernador Gustavo Bordet enviara a la Legislatura un pedido de intervención del municipio; y, tras la condena, la solicitó sin haberes.

«Me saqué un elefante de encima. Costó mucho revivir todo lo que sufrí y encima delante de esa persona, si se puede llamar persona. Lo vi cuando entré a los tribunales, pero no después de declarar, porque tuve un ataque de pánico que me descompensó. Sentir al degenerado que me violó brutalmente tan cerca fue como volver a sentir su respiración como aquella vez», había dicho Norma S., una de las empleadas municipales agredidas sexualmente por el intendente, en febrero, luego de dar su testimonio en el juicio.

María Luján A. (40), quien trabajó en el área de prensa de Gilbert y respondía directamente para Constantino, también declaró entonces. Su oficina en la Municipalidad lindaba con la del jefe comunal. «Fue una tortura estar ahí», le dijo a Clarín entonces.

Luján declaró con Constantino a unos metros suyo. «Verlo y contar todo adelante de él fue como vivir por segunda vez lo que deseo olvidar para siempre. Pero sabía que tenía que hacerlo así y que era la única oportunidad para vomitarlo todo. Fui a buscar Justicia porque necesito quedarme en paz y porque no quiero que nadie más sufra lo que sufrí yo», agregó.

«Tenía atractivo sobre las mujeres, siempre tuvo auto», los argumentos del abogado del intendente que despertaron indignación

Los abogados defensores de Constantino fueron Fabián Otarán, Mario Arcusín y Micaela Baptista.  Fueron quienes apelaron la sentencia frente a la Cámara de Casación de Concordia, y previo al inicio del juicio, Arcusín dijo que a su defendido «le habían hecho una cama, quizás por celos y para bajarlo de la política porque tiene atractivo sobre las mujeres, siempre tuvo auto y formación«.

El abogado Mario Arcusín, defensor del intendente Ángel Fabián Constantino, condenado por violaciones. Foto El Día de Gualeguaychú


El abogado Mario Arcusín, defensor del intendente Ángel Fabián Constantino, condenado por violaciones. Foto El Día de Gualeguaychú

«Según el Derecho Penal, todas las relaciones con menores de 15 son abusos con acceso carnal, de 15 a 18 se llama estupro y se supone que una menor de 18 años no tiene conciencia, y no entiende o le parece un juego, aunque ya sabemos que una de 12 tiene más conciencia que yo de 66«, consideró el abogado defensor. El rechazo a esos dichos fue instantáneo.

Ante ello, el Instituto de Mujeres, Géneros y Disidencias del Colegio de la Abogacía de Entre Ríos repudió «tajantemente» esas declaraciones, señalaron que «ningún profesional del derecho puede hacer apología del delito sexual, ni justificar conductas abusivas», y exigieron la aplicación de la ley Micaela «para todos y todas las profesionales del derecho».

Este lunes, la Sala II de la Cámara de Casación de Concordia rechazó el recurso interpuesto por la defensa, y confirmó la condena contra el intendente.

Con esta decisión, comienza a correr el lapso para que la defensa recurra al Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos (Stjer) para que analice la sentencia y que no sea considerada firme y de cumplimiento efectivo, lo que rechazaron desde la querella y la fiscalía.

La condena «fue muy correcta y apegada a derecho», dijo al local Canal Once el abogado querellante, Juan Ignacio Weimberg, y resaltó que permitió «llevarle mucha paz» a las víctimas, junto con la «visibilización y provincialización del tema».

DS

Mirá también

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio