El arquero de San Miguel fue figura en los penales y ‘Sapito’ Coleoni devolvió al ‘Trueno Verde’ a la Primera Nacional


Hubo dos nombres que predominaron la escena en Vicente López. Gustavo ‘Sapito’ Coleoni en el banco de suplentes y Joaquín Pucheta en el arco de San Miguel fueron los grandes hacedores de la gloria deportiva para el ‘Trueno Verde’, que en una dramática definición por penales se quedó con el último ascenso a la Primera Nacional tras superar a Douglas Haig de Pergamino.

Después de empatar 0-0 en los 90 minutos regulares y los 30 del suplementario, Pucheta contuvo cuatro remates en la definición y convirtió el suyo, para darle una especie de revancha a San Miguel, que luego de ser uno de los mejores en la tabla general de la Primera B, perdió ante Talleres de Remedios de Escalada en la final por el primer ascenso.

Pero pese al golpe, se hicieron fuertes en el Reducido y alcanzaron una nueva definición, la tercera y última, tras el ascenso de Gimnasia y Tiro, de Salta, en el Federal A. Después de 22 años, el Trueno Verde retornó a la Segunda División del fútbol argentino.

Este martes el rival fue Douglas Haig, que buscaba su lugar en la Primera Nacional luego de seis años, y que también llegaba golpeado de la final perdida ante el conjunto salteño.

En un partido en el que no pudieron sacarse diferencias y en el que los de Pergamino fueron más claros en el primer tiempo e intentaron lastimar, sin éxito, por afuera, y que gracias a su empuje, tuvo a San Miguel como protagonista en la primera media hora del segundo tiempo, finalmente terminaron igualados en los 90 minutos.

Gustavo Sapito Coleoni celebra otro ascenso con San Miguel, que jugará en la Primera Nacional.

En el alargue, el cansancio pasó factura y ninguno de los dos equipos tuvieron resto físico para ir a buscarlo.

Así, todo se definió en los penales y fue San Miguel el que festejó, en una tanda más que atractiva para el público neutral, pero interminable para los protagonistas, porque tuvieron que patearse nueve por lado para definir al ganador.

Brian Meza falló el último penal para Douglas y fue Matías Benítez quien le terminó dando el ascenso al «Trueno Verde».

La vuelta a la segunda categoría del Fútbol Argentino, después de aquel descenso en 2001, se dio en el Estadio de Platense, donde justamente hace 26 años, en la temporada 1996/1997 habían conseguido su último ascenso a la vieja Primera Nacional.

Y de esta manera San Miguel también favoreció a Sportivo Italiano, que así se convirtió en el sexto ascendido desde la Primera C a la B junto a Excursionistas, San Martín de Burzaco, Laferrere, Midland y Liniers.





Source link

Scroll al inicio