El lago Titicaca se recupera con las primeras lluvias tras una larga sequía en Bolivia


Después de varios meses de sequía las lluvias llegaron a gran parte de Bolivia y el lago Titicaca —el espejo de agua dulce más grande de Sudamérica— ha comenzado a recuperarse tras retroceder a sus niveles históricos más bajos.

“En una semana de lluvias el nivel de las aguas subió un centímetro y seguirá subiendo hasta alcanzar su pico de ascenso en marzo o abril del próximo año. En noviembre bajó a su nivel histórico más bajo registrado en 1973”, dijo a The Associated Press Jhon Chura, jefe de estudios hidrológicos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI).

Con una superficie de más de 8.372 kilómetros cuadrados el Titicaca es el lago navegable a mayor altura y es compartido por Bolivia y Perú.

Las recientes lluvias también aumentaron el caudal de los ríos que en el pasado alimentaban al lago Poopó que en 2015 se evaporó casi complemente debido al desvío de las aguas, la contaminación de su entorno y el cambio climático.

En una semana de lluvias el nivel de las aguas subió un centímetro. Foto Reuters

Aunque ha desparecido en tiempo de lluvias se forman pequeñas lagunas que llegan de los afluentes, según los pobladores. Ambos lagos están en medio de la cordillera de los Andes conectados por ríos.

“Está ingresando agua al Poopó desde sus afluentes naturales”, dijo Chura.

Los embalses que surten de agua a La Paz y a la vecina ciudad de El Alto también han comenzado a subir de nivel. Los pronósticos indican que las lluvias se irán normalizando hasta fines de mes, según el SENAMHI.

Las precipitaciones se han concentrado en la cuenca alta amazónica y están provocado emergencias por el desborde de ríos.

Bolivia padece por segundo año de una sequía con precipitaciones menores a lo normal producto del fenómeno de El Niño. Foto ReutersBolivia padece por segundo año de una sequía con precipitaciones menores a lo normal producto del fenómeno de El Niño. Foto Reuters

Varias poblaciones han sido castigadas por las crecidas de ríos que se han llevado una decena de casas en la población de Guanay, al norte de La Paz, informó el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

El fin de semana una persona falleció por la crecida repentina de un río en el sur del país y un menor aún es buscado en un río de La Paz, según reportes de autoridades locales.

El SENAMHI emitió una alerta roja para esta semana para las tierras bajas debido a que continuarán las lluvias. “La alerta roja implica que el nivel normal del río se ha superado y hay peligro de desborde… estamos preparados para intervenir”, dijo Calvimontes.

No obstante, según los expertos, el país padece por segundo año de una sequía con precipitaciones menores a lo normal producto del fenómeno de El Niño y el cambio climático.



Source link

Scroll al inicio