¿es la peor selección de su historia?


Brasil cerró un triste capítulo de su inmensa historia en la Copa América de Estados Unidos 2024. Y desde estas páginas se lanzó la pregunta: ¿Tiene Brasil la peor Selección de toda su historia? Desde los resultados de la última década y en el análisis nombre por nombre de sus futbolistas hay motivos para pensar que la Verdeamarela nunca fue tan terrenal, tan vulnerable. Alcanza con repasar su performance desde aquél 7-1 frente a Alemania hasta esta eliminación por penales ante Uruguay.

Ocurrió hace exactamente una década, el 8 de julio de 2014, en el Mineirao. En las semifinales del Mundial de Brasil, Alemania le asestó un golpe de nocaut a la Canarinha. Desde entonces, la Selección de Brasil solo sumó decepciones a excepción del título de la Copa América de 2019 cuando venció ajustadamente a Perú 1-0 en la final tras haber eliminado a Argentina en semi con un arbitraje polémico y la medalla de oro con el Sub 23 en Tokio 2020.

Se acaba de ir eliminada de Estados Unidos en la serie de penales con Uruguay. Pero acumula un largo prontuario de amarguras. En la Copa América de Chile, en 2015 ganó el grupo que integraba con Perú, Colombia y Venezuela. Perdió en cuartos de final, por penales, con Paraguay. En la de 2016 -la Centenario, también en Estados Unidos- no pasó la fase de grupos con Perú, Ecuador y Haití. En el Mundial 2018 el freno llegó en cuartos ante Bélgica. Perdió con Argentina la final de la Copa América 2021 con aquel gol de Ángel Di María en el Maracaná; y en el Mundial de Qatar, otra vez fue condenada en la serie de penales por Croacia, que le había empatado 1-1 en el minuto 117 del alargue.


Pero a eso hay que sumarle que en noviembre del año pasado, Brasil perdió su invicto histórico como local en Eliminatorias Sudamericanas cuando Argentina se impuso por 1-0 en el Maracaná con un cabezazo de Nicolás Otamendi. Además, cayó con Argentina en el Preolímpico Sub 23 de Venezuela y se quedó afuera de los próximos Juegos Olímpicos de París 2024, donde no podrá defender el oro obtenido en Tokio 2020.

Además, Brasil sólo ganó uno de sus últimos 8 partidos oficiales (sin contar amistosos) en el 4-1 contra Paraguay en la fase de grupos de la actual Copa América, algo que no sucedía desde que ganó solo uno de 9 posibles entre marzo y julio de 2001. La debacle del fútbol de la selección brasileña parece total.

La cirisis institucional de la CBF

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ednaldo Santos Rodrigues. EFE/ André CoelhoEl presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ednaldo Santos Rodrigues. EFE/ André Coelho

Desde el FIFA-Gate, la Confederación Brasileña de Fútbol arrastra una profunda crisis. Ednaldo Rodrigues es el actual presidente desde que en diciembre la Suprema Corte le devolviera el cargo tras haber sido destituido por irregularidades en las elecciones internas.

Sin embargo, no puede ser la única explicación de un país con una competencia interna vigorosa y con clubes ricos, comparados al resto de los de Sudamérica. El Brasileirao, que no se detuvo durante la actual Copa América, es sumamente competitivo. Y aquí, otra contradicción. Es tan competitivo que con 15 de las 38 fechas disputadas, tres grandes, Corinthians, Gremio y Fluminense están en zona de descenso. Llama la atención porque el Flu es el último campeón de la Copa Libertadores y los clubes brasileños ganaron 6 de las últimas 10 Copas. Las últimas 5 consecutivas y de ellas, 3 finales fueron entre equipos del país. En la Sudamericana, desde 2014 , Paranaense fue dos veces campeón y Bragantino, San Pablo y Fortaleza fueron los últimos tres finalistas.

Faltan jugadores y hay puerta giratoria para los DT

Vinicius Jr, el delantero brasileño quedó como responsable del fútbol del equipo. (Reuter)Vinicius Jr, el delantero brasileño quedó como responsable del fútbol del equipo. (Reuter)

En un país de 215 millones de habitantes y con cinco títulos mundiales en el bolso, Brasil ha sido históricamente una usina de cracks. Pero desde la aparición de Neymar Jr. en 2009 (ausente por una grave lesión en la rodilla) la producción parece haberse detenido.

Los que aparecen son rápidamente vendidos al oro europeo, como ocurrió con Vinicius Jr. en su momento o con Endrick en el presente. Y cuando son llamados a la Selección, no dan la talla. Son muy recientes las prestaciones de Vinícius y Rodrygo, campeones de Liga y Champions con Real Madrid, sombras en la Selección sin otras figuras y avejentada.

Precisamente, los veteranos Militao y Marquinhos sostuvieron a un equipo que no tiene los laterales de antaño (Danilo y Arana lejos están de parecerse a Cafú y Roberto Carlos) y ofrece volantes sin jerarquía ni calidad.

A eso hay que sumar la cantidad de jugadores de calidad que se quedaron afuera de la lista de 26 para la Copa América: el arquero Ederson (Manchester City), Casemiro (Manchester United), Neymar (Al Hilal), Richarlison (Tottenham), Gabriel Jesús (Arsenal), Matheus Cunha (Wolverhampton) y Antony (Manchester United). Pero es fácil caer en la máxima que indica que siempre el que está afuera juega mejor que el de adentro.

Pero en el repaso de la convocatoria de Dorival Júnior se nota que falta jerarquía. Arqueros: Alisson (Liverpool), Bento (Athletico Paranaense) y Rafael Pires (San Pablo). Defensores: Guillermo Arana (Mineiro), Danilo (Juventus), Lucas Beraldo (PSG) Yan Couto (Girona), Gleison Bremer (Juventus) Wendell (Porto), Éder Militão (Real Madrid), Gabriel Magalhães (Arsenal) y Marquinhos (PSG). Volantes: Andreas Pereira (Fulham), Bruno Guimarães (Newcastle), Douglas Luiz (Aston Villa), João Gomes (Wolverhampton), Lucas Paqueta (West Ham) y Éderson dos Santos (Atalanta). Delanteros: Endrick (Palmeiras), Evanilson (Porto), Gabriel Martinelli (Arsenal), Raphinha (Barcelona), Rodrygo (Real Madrid), Savinho (Girona) Vinícius Júnior (Real Madrid) y Pepe (Porto).

Por estas horas, la prensa brasileña solo publica duras críticas al seleccionado brasileño y Vinicius Júnior, que se perdió el partido con Uruguay por estar suspendido, salió a pedir disculpas en nombre del equipo: «Volví a ver la eliminación desde la barrera. Pero esta vez fue mi culpa. Pido disculpas por eso. Sé escuchar las críticas y las más duras, créanme, vienen de dentro. Mi camino con la selección nacional, afortunadamente, apenas comienza. Junto a mis compañeros tendré la oportunidad de devolver a nuestra selección al lugar que se merece», promete en un posteo en su cuenta de Instagram.

El círculo se cierra con el técnico Dorival, de patética imagen en la arenga previa a los penales con Uruguay cuando los jugadores no le abrieron paso mientras definían a los pateadores. Scolari fue el DT de aquel 7-1, pasaron Dunga, Tité, los interinos Mano Menezes y Fernando Diniz, cuando la CBF coqueteó con contratar a Carlo Ancelotti. Hay 8 técnicos extranjeros en los clubes (4 argentinos) y 141 jugadores foráneos.¿Dónde quedó la esencia de Brasil?



Source link

Scroll al inicio