Estados Unidos atacará intereses iraníes en Siria e Irak durante varios días, según la CBS


Estados Unidos aprobó planes para ataques de varios días contra múltiples objetivos en Irak y Siria, en los que destaca la presencia de personal e instalaciones de Irán, según ha informado CBS News citando fuentes oficiales.

El presidente Joe Biden explicó el martes que estaba trabajando en cómo responder al ataque con un dron en una instalación de Estados Unidos en el norte de Jordania, junto a la frontera siria, y que provocó la muerte de tres soldados e hirió a otros 40. Estados Unidos acusó del ataque un dron operado por milicianos con el apoyo de Irán.

Los tres soldados muertos durante un ataque con drones. Foto: Reuters

Un día antes, el secretario de Estado, Antony Blinken, había manifestado que la respuesta militar estadounidense sería «a varios niveles, por etapas y sostenida en el tiempo». En su información, la CBS no da detalles de lo que supone la aprobación norteamericana ni tampoco el calendario de los ataques.

El ataque con dron en Jordania fue el primero contra las fuerzas de Estados Unidos en la zona con resultados mortales desde que comenzó la guerra de Gaza. La acción supuso una escalada en las tensiones en Oriente Medio.

Quiénes atacaron a los marines

Estados Unidos atribuyó el miércoles el ataque con aviones no tripulados que mató a tres miembros del servicio estadounidense en Jordania a la Resistencia Islámica en Irak, un grupo que agrupa a milicias respaldadas por Irán.

Irán amenazó con “responder decisivamente” a cualquier ataque estadounidense contra la República Islámica después de que Estados Unidos dijera que responsabilizaba a Teherán. Estados Unidos ha señalado que se está preparando para ataques de represalia en el Medio Oriente tras el ataque con drones del domingo que también hirió a más de 40 soldados en la Torre 22, una base secreta en el noreste de Jordania que ha sido crucial para la presencia estadounidense en la vecina Siria.


torre-22

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo el miércoles que Estados Unidos cree que el ataque fue planeado, financiado y facilitado por la Resistencia Islámica en Irak, un grupo que incluye al grupo militante Kataib Hezbollah. Dijo que Biden “cree que es importante responder de manera adecuada”.

Hasta el miércoles, milicias alineadas con Irán habían lanzado 166 ataques contra instalaciones militares estadounidenses desde el 18 de octubre, incluidos 67 en Irak, 98 en Siria y uno en Jordania, según el ejército estadounidense.

Ataque a las milicias

Estados Unidos ha contraatacado a las milicias varias veces durante los últimos tres meses. El 27 de octubre, aviones de combate estadounidenses atacaron dos sitios de almacenamiento de armas y municiones en el este de Siria, cerca de Boukamal, que eran utilizados por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y grupos respaldados por Irán.

También en Siria, aviones de combate arrojaron bombas sobre una instalación de almacenamiento de armas del IRGC cerca de Maysulun en Deir el-Zour el 8 de noviembre. Y los ataques aéreos estadounidenses tuvieron como objetivo una instalación de entrenamiento y una casa segura en el distrito Bulbul de Mayadin el 12 de noviembre.

El 26 de diciembre, Estados Unidos lanzó ataques contra tres lugares en Irak utilizados por Kataib Hezbollah y grupos afiliados, y el 23 de enero, Estados Unidos atacó tres sitios en Irak, nuevamente apuntando a Kataib Hezbollah.

Los riesgos de un ataque mayor

Cualquier ataque estadounidense adicional podría inflamar aún más una región ya agitada por la guerra en curso de Israel contra Hamas en la Franja de Gaza.

La guerra comenzó cuando Hamas atacó a Israel el 7 de octubre, matando a unas 1.200 personas y tomando alrededor de 250 rehenes. Desde entonces, los ataques israelíes han matado a más de 26.000 palestinos y desplazado a casi 2 millones de sus hogares, despertando la ira en todo el mundo musulmán.

La violencia ha estallado en todo el Medio Oriente, con Irán atacando objetivos en Irak, Pakistán y Siria, y Estados Unidos llevando a cabo ataques aéreos contra los rebeldes hutíes de Yemen, respaldados por Irán, por sus ataques a la navegación en el Mar Rojo. Algunos observadores temen que una nueva ronda de ataques contra Irán pueda llevar a la región a una guerra más amplia.

Con información de Associated Press y La Vanguardia



Source link

Scroll al inicio