Javier Milei descartó dolarizar la economía de la Argentina en 2024: «No dan los tiempos»



El presidente Javier Milei descartó la posibilidad de dolarizar la economía en el transcurso de 2024 y sostuvo que esa medida «es el paso final de todo un proceso que arranca con el saneamiento del Banco Central».

En una entrevista concedida al periodista Iván Schargrodsky, el mandatario dijo que «no dan los tiempos» para que la medida se aplique en el transcurso de este año, aunque dio a entender que las condiciones podrían darse a mediados de 2025.

«La dolarización (en rigor, la libre competencia de monedas) es el paso final de todo un proceso que arranca con el saneamiento del BCRA, para luego avanzar en la reforma del sistema financiero y luego al final se liquida. Esa reforma es crear una banca anticorridas, y una vez hecha esa reforma anticorridas, podés pasar a un sistema de banca libre» afirmó el mandatario.

Ante el planteo de si descartaba la dolarización para este año, Milei respondió que «no dan los tiempos». Y explicó: «Pensá que si mantuviéramos el actual ritmo de saneamiento del BCRA recién estaría limpio a final de junio. Adaptar el modelo de sistema financiero puede llevar de piso un año. La única ventaja es que la dimensión del sistema es tan pequeño que podría hacerse más rápido«.

Al ser consultado sobre cuánto tiempo requerirá llegar a ese objetivo, fue cauteloso: «Depende de la velocidad a la que lográs mutar el tipo de modelo de sistema financiero».

Y recordó el caso de la dolarización en Ecuador, que implementó el ex presidente Jamil Mahuad en el año 2000, generó estabilidad y bajó la inflación. «Los que hicieron la dolarización en Ecuador me están pasando un informe porque ellos consideran que la podríamos hacer ahora. Los veo a mi regreso del viaje», manifestó el mandatario que por estas horas se encuentra en Israel para afrontar la primera jornada de su gira Medio Oriente.

«El caso de Ecuador ha sido muy exitoso. Que haya gente deshonesta intelectualmente o ignorante en términos monetarios no quita los logros del caso, aún cuando, desde mi punto de vista, se podía hacer mejor. Es muy berreta que los desatinos fiscales de (el ex presidente Rafael) Correa se los quieran cargar a la dolarización», apuntó en referencia al déficit fiscal, la pobreza, el desempleo de dos dígitos y el altísimo riesgo país que sufrió Ecuador el último tiempo.

Por otra parte, el presidente aclaró que «el tema de la dolarización aún no está en la agenda» con el Fondo Monetario Internacional, que recientemente respaldó el «ambicioso» plan de ajuste de Milei y liberó un desembolso de US4700 millones.

Scroll al inicio