las obras en el estadio y la ampliación que se autoimpuso Riquelme



Luego del resembrado del césped que lo obligó a mudar su localía al Nuevo Gasómetro, Boca disputará su primer partido del año en la Bombonera. Será este sábado cuando enfrente desde las 19.15 a Defensa y Justicia por la cuarta fecha de la Copa de la Liga. En su reencuentro con el emblemático estadio de Brandsen 805, los hinchas y socios xeneizes encontrarán novedades edilicias que el club se ocupó de dar a conocer, mientras la cuenta pendiente es la ampliación.

Desde que Juan Román Riquelme fue electo como nuevo presidente del club, sobre el final de 2023, el ídolo puso su foco en mejorar el aspecto de lo que él mismo bautizó como «el patio de su casa».

«Si empezamos todo esto en un mes, imaginate lo que vamos a hacer en cuatro años«, expresa el video que la institución azul y oro posteó en sus redes sociales donde describe cada una de las refacciones. Es que las obras no solo se centraron en renovar el césped natural, que tuvo que ser resembrado por el desgaste que sufrió como consecuencia de las carpas que se montaron para las elecciones.

En paralelo al trabajo de los cancheros, el club llevó adelante varios retoques tanto en llos accesos como en el interior del estadio: desde una renovación completa de la platea preferencial, hasta nuevas comodidades a la hora del ingreso de los hinchas.

A pesar de que las obras se iniciaron hace más de un mes y el césped ya se encuentra listo para ser estrenado, se estima que estará en plenitud en un lapso aproximado de 20 días. Igualmente, no presentó ninguna dificultad en soportar el diluvio que cayó este jueves sobre Buenos Aires.

Dentro del combo de refacciones ajenas al pasto, la platea preferencial sufrió un cambio de colores acorde a las tonalidades del club: se pintaron cada una de las butacas, sumado a que las lonas que distancian a los hinchas del banco de suplentes dejaron de ser azul y blanco para teñirse de azul y amarillo.

Además, se decidió desarmar por completo el clásico palco presidencial para darle un nuevo uso. A partir de este sábado, y de ahora en adelante en cada partido de local, se transformará en un palco destinado a 10 socios vitalicios, seleccionados por sorteo, que tendrán la posibilidad de observar el encuentro desde aquella privilegiada ubicación. Mientras, Riquelme seguirá utilizando su palco privado.

Igualmente no todo ocurrió dentro del estadio, sino que también se decidió mejorar el pavimento del playón por el que se ingresa a las plateas para que los hinchas tengan una mayor comodidad. Incluso, para aquellos socios que asistan a dicho sector, podrán disfrutar de nuevos baños.

En cuanto al playón principal, se mejoraron las instalaciones para facilitar el acceso al estadio de los micros tanto del equipo local como del visitante. Por último, también se encuentra en edificación un nuevo polideportivo para el desarrollo de otros deportes por fuera del fútbol.

Proyecto ampliación: Riquelme y su promesa de visitar a los vecinos

«Nosotros soñamos con que nuestra cancha sea más grande, con que entre más gente. Pero en mi casa me enseñaron que uno no puede prometer algo si es de un vecino. Hasta me choca un poco golpearle la puerta a alguien para que se vaya de su casa. Me causa rareza», fueron las palabras que Riquelme esbozó en cada oportunidad en la que se le consultó por la remodelación que más le preocupa al hincha de Boca: la ampliación de la Bombonera.

Sin embargo, los días previos a las elecciones, Román prometió: «Vamos a hacer las cosas como corresponde. Vamos a ganar las elecciones y después a hablar con los vecinos uno por uno, les preguntaremos si nos ayudan a hacer la Bombonera. Recién ahí veremos». Pero aquella comunicación con los propietarios de los 129 lotes linderos al estadio parece aún no haber ocurrido.

Igualmente, fue a través de las redes sociales del Proyecto Esloveno, plan que recibe la aprobación de gran parte de los frentistas para ampliar la cancha, desde donde los hinchas Xeneizes recibieron un mensaje esperanzador. Es que aparentemente, los vecinos estarían dispuestos a vender sus propiedades.

Según trascendió, los frentistas tomaron de buena forma las palabras de Riquelme y están a la espera de que el exfutbolista se decida a trabajar sobre un tema que es motivo de debate constante y dividió posturas en el convulsionado camino a las urnas de diciembre.

De cara al futuro, el llamado mundo Boca comprendió que jugarse el capital político en la obtención de la séptima Copa Libertadores es una apuesta demasiado riesgosa. Por eso, trabajar decididamente en la ampliación del estadio sería la matriz que podría marcar el mandato de Riquelme, aunque todavía no hay noción sobre los tiempos que demandará semejante desafío.

La idea es ir paso a paso, y el primero se dará este sábado, con el regreso de los hinchas a La Bombonera y el estreno de sus nuevas remodelaciones.



Source link

Scroll al inicio