Los K desafían a Victoria Villarruel y avisan que pedirán sesionar todas las semanas hasta que se trate el DNU


El kirchnerismo busca acomodarse en su nuevo rol de oposición y después de cuatro años de manejo absoluto del Senado ajustado a la agenda de Cristina Kirchner empuja para que Victoria Villarruel le abra el recinto de la Cámara alta para derogar el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por Javier Milei para desregular la economía.

En una conferencia de prensa dada en la tarde de este jueves en el Senado, el bloque de Unión por la Patria anunció que van a solicitar a la vicepresidenta todas las semanas que convoque a una sesión para tratar la derogación del DNU en el recinto, tras agotarse los plazos para que el tema sea analizado en la comisión bicameral de Trámite Legislativo, que debería haber emitido despacho sobre la legalidad del decreto.

Al frente del anuncio se pusieron José Mayans, presidente de la bancada, junto a las cristinistas Juliana Di Tulio y Anabel Fernández Sagasti, completando la foto Alicia Kirchner y Lucía Corpacci, mientras que el resto de los senadores peronistas estuvo de pie como fondo de la imagen.

Está claro que la controversia del DNU calienta el ambiente político en el Senado. «Exigimos que se convoque la sesión», dijo Fernández Sagasti, quien hizo hincapié que los artículos 19 y 20 del reglamento «no le dan la opción» para que decida la fecha en que tiene que convocar la sesión. «Está incumpliendo con los deberes de funcionario público. Vamos a insistir todas las semanas», agregó la camporista para alertar sobre los «efectos jurídicos» que está produciendo el DNU.

Mayans, en tanto, no dudó en remarcar que la vicepresidenta está «impidiendo» que se trate el DNU, mientras que Di Tullio señaló que «el límite a la vicepresidenta se lo marca la Constitución y el reglamento». «No puede cerrar el Senado», protestó la senadora bonaerense.

Vicepresidenta Victoria Villarruel. 
Foto: Federico López Claro.Vicepresidenta Victoria Villarruel.
Foto: Federico López Claro.

En el bloque K aseguran que «los senadores quieren sesionar» y sostienen la intención de bajar el decreto en base a las distintas cautelares judiciales rechazando determinados artículos del decreto. Todo esto para destacar la urgencia de convocar a una sesión, ya que entienden que se está ante «una modificación de facto de la Constitución».

La vicepresidenta estuvo reunida esta semana con los representantes de los bloques de la UCR y del PRO para medir fuerzas ante el pedido del kirchnerismo. No hubo mayores detalles salvo la foto y la versión de que el encuentro fue convocado para tratar el tema de la Ley Ómnibus.

Si bien Villarruel no invitó a los senadores de UxP, este diario pudo averiguar que Mayans estuvo reunido el martes con el presidente provisional, Bartolomé Abdalá, y en un segundo turno con el titular de La Libertad Avanza, Ezequiel Atauche. La intención era calmar los ánimos en el Senado y los libertarios le pidieron al formoseño «tiempo» para convocar la sesión, dada la tensión política que existe alrededor de la Ley Ómnibus.

Al mismo tiempo, tanto Abdalá como Atauche, le recomendaron a Mayans que «no se resista al cambio» y pidió la colaboración del peronismo para avanzar con el proceso de transformación de Javier Milei.

Contactos entre senadores

Paralelamente, senadores de UxP tratan de buscar los votos para bajar el DNU. Hubo contactos con los senadores del Frente de la Concordia de Misiones Carlos Arce y Sonia Decut para que apoyen el pedido de sesión. Los misioneros también pidieron esperar que se defina la Ley Ómnibus en Diputados, ya que entre otras cosas se juega el futuro de la industria yerbatera y otras economías regionales.

Aún sumando los votos de los misioneros, Unión por la Patria, que tiene 33 bancas, necesita de otros espacios para alcanzar los 37 necesarios para el quórum. Busca tentar a Edgardo Kueider y Carlos «Camau» Espínola, de Unidad Federal, quienes podrían darle la llave para habilitar la sesión, pero al parecer los peronistas disidentes están en contra del DNU pero no quieren darle el quórum al kirchnerismo.

La otra alternativa es contar con el voto de Mónica Silva, quien responde al gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck; y los apoyos de los senadores por Santa Cruz, José Carambia y Natalia Gadano, quienes responden a Claudio Vidal, pero eso aún no está claro.

Por ahora, el kirchnerismo no pudo hacer funcionar a la bicameral de DNU, que es integrada por 8 senadores y 8 diputados, por la falta de acuerdo en la Cámara baja sobre la cantidad de sillas que le corresponde a UxP en la comisión (el oficialismo le otorga 3 y el peronismo quiere 4). Pero como se vencieron los plazos, el peronismo quiere llevarlo al recinto.

José Mayans y Juliana Di Tullio, este jueves. Foto: Federico Lopez Claro.José Mayans y Juliana Di Tullio, este jueves. Foto: Federico Lopez Claro.

Tras conferencia de prensa de UxP, La Libertad Avanza emitió un comunicado reclamando a la Cámara de Diputados que «a la mayor brevedad posible designe los miembros para integrar la Comisión Bicameral Permanente de Trámite legislativo». «Urge la necesidad de dar tratamiento en dicha comisión a los más de 100 Decretos de Necesidad y Urgencia, vigentes, que aún no ha recibido tratamiento alguno por parte del Congreso de la Nación», destacan en el mensaje.

Si UxP no consigue que Villarruel le habilite el recinto para tratar el DNU, la mirada estará puesta en marzo, cuando ya en el marco del período ordinario la vicepresidenta no podrá postergar su tratamiento.

Scroll al inicio