¿Luis Miguel es un doble? El caso de Paul (Faul) McCartney


Luis Miguel y sus dobles aterrizaron en la Argentina el pasado martes 1° de agosto para dar -¿todos por separado?- sus diez shows en el Movistar Arena. Ahora agregó dos fechas: el 8 de marzo del año próximo en la Ciudad de Buenos Aires y el 14 en Córdoba.

Luego de su ruidosa llegada, el periodista Luis Ventura salió a decir que el cantante viajó con «dos dobles» que literalmente lo estarían reemplazando en sus presentaciones en vivo.

En el programa que conduce, Secretos verdaderos (América), Ventura aseguró que el cantante mexicano realizó un estricto modus operandi para que los supuestos imitadores ingresaran al país. “Vinieron en distintos momentos”, comentó con tono intrigante. 




Luis Ventura y sus teorías sobre la presencia de Luis Miguel en la Argentina. Captura TV

“Juega con sus dobles, con sus parecidos. Vino con dos dobles extranjeros”, continuó quien también es presidente de APTRA. “No viajaron en el mismo avión porque sino alguno hubiera podido hacer comparaciones…”.

¿Entonces, Luis? “Vinieron en distintos momentos de la previa”, dijo mirando a cámara y se refirió especialmente al estricto pedido que le hicieron al doble argentino: “Avisá en tu casa que hasta que Luis Miguel no se vaya del país, vos vas a quedar afectado a este operativo”.

Primer concierto en Buenos Aires. Foto Martín Bonetto


Primer concierto en Buenos Aires. Foto Martín Bonetto

El caso de (Faul) McCartney

A Paul McCartney le pasó algo parecido, pero peor: Paul, de radiantes 81 años, y a punto de emprender una nueva gira por Sudamérica -que quizá lo traiga a la Argentina- supo de teorías similares cuando, hace más de medio siglo, se dijo que había muerto y que su lugar, siendo beatle aún, lo había ocupado un doble. Y las malas lenguas lo llamaban Faul.

Paul McCartney, a sus 81 años, por emprender una nueva gira. ¿No había muerto? Foto Reuters


Paul McCartney, a sus 81 años, por emprender una nueva gira. ¿No había muerto? Foto Reuters

La cosa tomó cuerpo con una llamada telefónica a un programa de radio. La voz afirmaba que Paul había fallecido. 

Esto ocurrió exactamente el 12 de octubre de 1969, cuando Russell Gibb, un disc jockey que trabajaba en la  emisora WKNR-FM de Michigan, Estados Unidos, se identificó como Tom, estudiante universitario, y anunció que Paul McCartney habría muerto.​

La fake news se propagó con endiablados detalles que hablaban de un «trágico accidente» automovilístico ocurrido la madrugada del 9 de noviembre de 1966… ¡Encima tres años antes!

McCartney salía del estudio de grabación tras una discusión con el resto de Los Beatles y en el camino, al parecer, aceptó hacerle dedo a una jovencita. Cuando la muchacha advirtió quién era el conductor, se habría abalanzado sobre el músico haciendo que Paul perdiera el control de su Aston Martin y acabara incrustándose contra un camión.

Portada de "Abbey Road", con Paul caminando descalzo.


Portada de «Abbey Road», con Paul caminando descalzo.

«Trágico accidente», además, porque el Beatle habría perdido la vida decapitado.

«Paul is dead» se transformó en un complot que funciona de manera inversamente proporcional al «Elvis está vivo».

En su reemplazo habría entrado a Los Beatles un bajista canadiense llamado William Campbell. El impostor oficial era alguien que habría ganado un concurso de imitación del grupo británico, mucho antes de que se pusieran de moda las bandas tributo. 

La idea del buscar un doble tenía que ver con no comunicar la muerte de McCartney, una orden de las «altas esferas» políticas británicas asociada al temor por los «posibles suicidios masivos de fanáticas» y el «impacto cultural» que causaría el deceso del Beatle.

Según el mito, el doble de McCartney sería un bajista canadiense.


Según el mito, el doble de McCartney sería un bajista canadiense.

El periódico Michigan Daily publicó el artículo «McCartney está muerto: Nuevas pruebas salen a la luz», firmado por los reporteros Fred LaBour y John Gray. El informe desgranaba las “pistas ocultas” en la icónica portada del álbum Abbey Road, donde Paul aparece descalzo.

A partir de entonces se empezaron a escuchar las canciones al revés para tratar de encontrar mensajes escondidos/satánicos. Le pasó a Paul, le pasó a Las Ketchup con el hit Aserejé y le pasó a Xuxa.

Mirá también

El rumor generó tributos radiales al fallecido Paul. Hasta hubo una canción dedicada que se llamó Saint Paul -que alcanzó puestos de relevancia en los charts- y así, a poco de la separación real de la banda, volvió a ponerse en marcha una nueva Beatlemania.

Algunas versiones indicaban que el coche de McCartney se había incrustado contra un poste del tendido eléctrico. ¿No era contra un camión? Bue, lo cierto es que John Lennon, George Harrison y Ringo Starr no tuvieron más remedio que reconocer el cadáver y asimilar, lo más rápido posible, al nuevo y canadiense bajista de Los Beatles.

Ahora la noticia es que William Campbell, alias Paul McCartney, posiblemente vuelva a la Argentina antes de fin de año.  En el caso del Beatle se analizaron hasta el hartazgo los diseños de tapa de las portadas originales de sus discos a partir de 1967.

POS

Mirá también



Source link

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio