Mauro Icardi quiso hacer un lujo en un penal y erró el gol más increíble del año en Turquía



El blooper del año tuvo lugar esta tarde en Turquía. Se jugaban 36 minutos del primer tiempo entre Galatasaray e Istanbulspor, partido pendiente de la fecha 3, y el equipo en el que juega Mauro Icardi tenía la posibilidad de abrir el marcador de penal. Y fue justamente el argentino, solo frente al arco y con el arquero tirado en el piso, el que falló un gol que parecía hecho.

Recibió un pase de Kerem Aktürkoğlu, tal como lo hicieran Messi y Suárez en el Barcelona o Johann Cryuff más atrás en el tiempo, logrando esconder sus intenciones para que el arquero no se anticipe a esa maniobra, pero el ex futbolista del París Saint Germain lo erró increíblemente.

Más allá de esta situación desafortunada, los números de Icardi con el club turco son brillantes. Se redimió de su error con un gol a los 42 minutos del primer tiempo y, de esta manera, llegó a los 33 tantos en 37 partidos disputados con su nueva camiseta, habiendo convertidos en 8 de sus últimos 9 encuentros.

Fue campeón de la Superliga de Turquía 2022-23, siendo la gran figura del equipo que también cuenta entre sus filas con el uruguayo Lucas Torreira y el belga Dries Mertens, y sus buenos rendimientos le valieron para que el club turco pague al PSG los 10 millones de euros de su pase tras estar un año a préstamo.

Puntero invicto del torneo local (un punto por encima del Fenerbahce con una partido más), Galatasaray está en la Champions League y tiene la dura tarea de clasificarse a octavos de final en un grupo que comparte con Bayern Munich y Manchester United.

Arrancaron la primera fase empatando contra el más débil de la zona, 2-2 como local vs. Copenhague, y el próximo martes viajarán a Inglaterra para visitar a los Diablos Rojos en Old Trafford.

El día que Messi y Suárez no fallaron

Los goles de penal «indirecto» no son un invento de estos días y hay material de archivo que registra tantos convertidos de esa manera hace más de cuarenta años, por ejemplo en los pies de Johan Cruyff pero con dos toques antes de pater al arco.

El Maestro neerlandés se hizo cargo de un penal con la camiseta del Ajax ante el Helmond Sport, en 1982, pero en vez de patear al arco cedió para un compañero, quien a su vez se la devolvió para que Cruyff convirtiera con el arco vacío y el guardameta doblemente engañado.

Más cerca en el tiempo, en el año 2016, esa misma jugada se dio en el Barcelona de Messi, cuando la MSN que conformaban Leo, Luis Suárez y Neymar dominaba al fútbol europeo.

El genio argentino mostró que la prioridad de su carrera nunca fueron los goles y ante Celta no pateó hacia el arco sino que le dio una asistencia a su amigo y compañero uruguayo, quien no falló y puso el 4-1 ante Celta de Vigo por la liga española.



Source link

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio