pasó a Saviola como el más joven en convertir en el Millonario


Había estado cerca Franco Mastantuono en el primer tiempo de convertir su primer gol con la camiseta de River. Ejecutó un tiro libre con una curva fenomenal, pero la pelota impactó en la unión exacta de palo y travesaño. Pero tuvo revancha el pibe de Azul, para sumar su apellido a la historia grande del Millonario: a los 67 minutos apareció para empujar una pelota suelta en el área y poner el segundo tanto del 3-0 ante Excursionistas por la Copa Argentina. Así, se convirtió en el futbolista más joven en convertir con la banda roja, superando nada más y nada menos que a Javier Saviola.

Mastantuono, que debutó profesionalmente en la primera fecha de la Copa de la Liga Profesional contra Argentinos Juniors, había dejado destellos de su buena pegada en diferentes intervenciones que tuvo desde ese día, pero también durante la pretemporada en Estados Unidos.

Los hinchas de River sufrían en ese tramo del partido, porque más allá del gol de Miguel Borja, Franco Armani se había puesto el traje de héroe para atajar un penal que él mismo había cometido.

No pasó mucho hasta que la pelota llegó al área en forma de centro desde la izquierda impulsado por Héctor David Martínez -que jugó como lateral izquierdo-, Facundo Colidio le dio de primera pero la bloqueó Borja, y ahí apareció Mastantuono para definir a escasos metros del arco.

Mastantuono quedó al tope de los goleadores más precoces de la historia del club. Con 16 años y 177 días superó a Javier Saviola (en 1996 convirtió a los 16 y 311), Lucas Ocampos (2011, 17-40), Daniel ‘Keko’ Villalva (2009, 17-55) y Fernando Cavenaghi (2001, 17-166).

«Se me cumplió un sueño con la camiseta que amo, me crié acá, pero también estoy contento por todo el equipo. Mucha gente se piensa que es fácil, pero el equipo está trabajando muy duro, es muy difícil», aseguró Mastantuono.

«Hay personas muy buenas dentro del plantel, que desde que llegué me ayudan mucho. Trato de aprender de ellos, que son los que tienen experiencia. Nacho Fernández es un referente y un jugador increíble», cerró.

Foto: JUAN JOSE GARCIA – CLARIN

De su elección al debut en el Monumental

Las Inferiores de River siguen siendo una cantera inagotable. Cada año salen a relucir nuevas joyas. El año pasado fue el Diablito Claudio Echeverry con apenas 17 años y ya vendido al Manchester City. Y el domingo 28 de enero fue el estreno de Mastantuono, el pibe de Azul que ingresó por Facundo Colidio y disputó su primer partido oficial con apenas 16 años, cinco meses y 14 días. Así, además, se transformó en el tercer jugador más joven en debutar en Primera División en la historia del club millonario.

En su ciudad natal, el pibe se destacaba en dos deportes: tenis y fútbol. En el primero, llegó a figurar entre los cinco mejores del ranking nacional Sub 12. En el segundo, el zurdo deslumbró a los encargados del fútbol juvenil de River en una prueba que hicieron en 2015. Pero tardaron cuatro años en convencerlo para arribar a la pensión del club.

En cinco años pasó de destacarse en Novena, Séptima y Quinta a ser parte del plantel profesional que dirige Martín Demichelis y participar de la pretemporada 2024. En agosto del año pasado firmó su primer contrato, hasta diciembre de 2025, con una cláusula de rescisión de 30 millones de euros.

El 10 de diciembre de 2006, en el empate ante Vélez por 1-1, Mateo Musacchio se convirtió en el futbolista más joven en debutar en la primera división de River. Tenía 16 años, tres meses y 15 días. Atrás quedaba la marca establecida por Omar Guillermo Rossi, el hermano de Pipo Néstor Rossi, quien debutó en la huelga de profesional de 1948, el 28 de noviembre ante San Lorenzo (3-3) con 16 años, 4 meses y 24 días. A diferencia de otros juveniles que juegan en tiempos de huelga, Rossi luego se consolidó en Primera, con un préstamo a Huracán y un buen regreso al club. Sin embargo, en 1957 le detectaron leucemia y murió el 11 de julio de 1957, a los 25 años.

Otras tres glorias del club también debutaron con 16 años. El primero fue Adolfo Pedernera, quien el 28 de julio de 1935 (1-1 con Ferro) tenía esa edad con ocho meses y 13 días. Ya en la década del 80, Pablo Aimar hizo su estreno el 11 de agosto de 1996 (0-1 con Colón) con 16 años, nueves meses y cuatro días, mientras que a Javier Saviola le faltaban 24 días para cumplir los 17, el 18 de octubre de 1998 ante Gimnasia de Jujuy (2-2).

“Mastantuono era campeón infantil de tenis en Argentina. No estaba del todo convencido por el fútbol pero por suerte, viviendo en la pensión del club y con los partidos se fue convenciendo de quedarse con nosotros”, le contó hace unos días Gabriel Rodríguez, hoy coordinador de Infantiles, a Clarín. El pibe es zurdo, clásico enganche, con versatilidad técnica y táctica para moverse como mediapunta, es gambeteador y tiene una pegada bárbara.



Source link

Scroll al inicio