pasó por encima de Shaquille O’Neal y sacó puntaje perfecto



El ya no tan desconocido Mac McClung, campeón de la G-League, ganó en la madrugada de este domingo su segundo concurso consecutivo de volcadas en el All Star Game de la NBA y dejó a todos boquiabiertos después de «escalar el Monte O’Neal», un Everest humano, para depositar con violencia la pelota en uno de los aros del Lucas Oil Stadium de Indianápolis.

Es que el base de 1,88 metro, con paso errante en la elite del básquetbol -juega y muy bien en la liga de desarrollo- pasó por encima de los 2m18 y cada vez más generosa humanidad de un Shaquille O’Neal vestido con la camiseta XXXL de la escuela secundaria del propio concursante, para arrebatarle la pelota de sus manos y obtener cinco puntuaciones perfectas en su último intento.

McClung terminó con una sumatoria 98,8 puntos en sus últimas dos volcadas, un punto por delante de Jaylen Brown, astro de los Boston Celtics, que se quedó con las manos vacías en su debut en el concurso.

“Shaq fue genial al ponerse esa camiseta de la escuela secundaria, hombre, me emocionó que hiciera eso”, dijo el vencedor de la prueba, que logró la volcada en su primer intento y fue recompensado por los exigentes jueces que hasta ese momento le venían bajando el precio a sus piruetas aéreas.

McClung eligió a O’Neal entre la multitud y le pidió que lo ayudara para realizar la volcada de la noche. En realidad, la leyenda de la NBA fue el obstáculo gigante que debió sortear el jugador de Osceola Magic, la sucursal de los Orlando Magic en el G-League, para volver a festejar.

“Fue como, okay, tienes que traer algo, y creo que quieren que lo hagamos en el primer intento. Así que supe que era hora de asegurarme la final”, sintetizó. Y McClung lo hizo y se convirtió en el sexto jugador en la historia del Juego de las Estrellas en ganar el concurso en dos ocasiones y el primero en hacerlo en temporadas consecutivas desde que Zach LaVine lo consiguiera en 2015 y 2016.

¿Irá por un tercer título consecutivo sin precedentes el próximo año? “No lo sé. Lo pensaremos. Todavía no estoy seguro”, dijo McClung. El único jugador con tres triunfos en el concurso de volcadas es Nate Robinson, pero no fueron consecutivos.

El vencedor necesitaba una alta puntuación después de que Brown, favorito de los jurados, tuviera un promedio de 49,2 en su última volcada sobre otra persona con un guante blanco de lentejuelas -¿homenaje a Michael Jackson?- en la mano izquierda.

McClung había saltado por encima de dos personas, una a caballito de otra, en su primera volcada de la ronda final. Brown, en tanto, le rindió homenaje al malogrado Terrence Clark, estrella de la Preparatoria de Massachusetts que murió en un accidente automovilístico a los 19 años en abril de 2021.

Lillard, el rey de los triples

Antes también hubo bicampeón. Es que Damian Lillard, ahora estrella de los Milwaukee Bucks, defendió su título del concurso de triples al terminar con 26 puntos en la ronda final el sábado por la noche.

Lillard, quien había ganado como hombre de Portland Trail Blazers la temporada pasada, se convirtió en el octavo jugador en conquistar al menos dos coronas de triples y el primero en hacerlo en dos años consecutivos desde que Jason Kapono lo consiguiera en 2007 y 2008.

Trae Young (Atlanta Hawks), Tyrese Haliburton (Indiana Pacers) y Karl Anthony-Towns (Minnesota Timberwolves) había terminado empatados con Lillard por los tres lugares en la última ronda. Sin embargo, el crédito local quedó eliminado en el desempate.

Ya en la final, Young y Towns anotaron 24 puntos cada uno, lo que le dio a Lillard la oportunidad de ganarlo con una seguidilla de tiros que le dio el título.

El desafío de habilidades quedó en casa

En el reto de habilidades, Haliburton atinó el tiro de desempate desde la media cancha con 20s5 restantes para darle al Equipo Pacers la corona sobre el Equipo All-Stars.

El base se unió a Myles Turner y Bennedict Mathurin para ganar las dos primeras competencias de la noche (relevos por equipos y pases) en el Lucas Oil Stadium, a pocos pasos de la arena donde suele jugar.

El Equipo All-Stars, en tanto, había ganados el concurso de tiros después de un marcador empatado a 200, forzando al desempate. Sin embargo, le tomó 58s8 segundos realizar su primer tiro desde media cancha, mientras que Haliburton necesitó sólo 38s3 segundos para sellar la victoria, que continuó con el dominio de Indiana en el fin de semana del Juego de las Estrellas.

Es que Mathurin había sido seleccionado como el Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas en Ascenso, disputado el viernes, después de llevar al Jalen Team a superar al Detlef Team, que enfrentó a dos ex jugadores legendarios de los Pacers ahora como entrenadores: Jalen Rose y Detlef Schrempf.

Curry se quedó con la nueva «batalla de los sexos»

Hubo otro concurso de triples, que marcó un hito en una versión NBA de «La batalla de los sexos». Stephen Curry se encendió y con una seguidilla de aciertos derrotó por tres puntos a Sabrina Ionescu.

Fue 29-26 para el astro de Golden State y máximo anotador de triples en la historia de la NBA. Fue la primera vez en que un hombre se enfrentó a una mujer en las festividades previas al partido estelar del domingo.

Ionescu, jugadora de New York Liberty, se convirtió en mito en el torneo de triples del All Star de la WNBA de 2023. En aquel concurso erró el primer tiro, pero espués convirtió 20 seguidos y con un total de 25 aciertos sobre 27 intentos redondeó la mejor performance de la historia del básquet sin importar el género.



Source link

Scroll al inicio