¿Qué se le puede dar a un perro para el dolor de estómago?


El tema del dolor de panza en un perro es como en el caso del bebé. Se necesita un poco de intuición y estar atentos a la aparición de síntomas, ya que ellos no pueden expresarlo verbalmente.

Los síntomas a atender son los siguientes: gases, estreñimiento o diarrea, falta de apetito, sangre o mucosidad en las heces, hinchazón abdominal, vómitos o estrés. Uno solo de estos signos ya es motivo de preocupación, dice el sitio Web Klean-Vet en su web.

¿Qué puede ocasionar malestar de estómago a un perro? Desde una dieta desequilibrada hasta un tema de estrés, pasando por alimentos en mal estado, haber comido una planta tóxica, infecciones, inflamaciones del tubo digestivo, deshidratación y casos más serios como pancreatitis, tumores u obstrucciones intestinales, entre otros.

Como no conocemos las causas por las que el dolor de panza se manifiesta como síntoma, es importante que lo vea un veterinario y le haga los estudios clínicos correspondientes. Mientras tanto, veamos qué se puede hacer para acompañar el tratamiento que indique el profesional.

¿Qué le damos a nuestra mascota si le duele la panza?

Si los síntomas que presenta el perro son intensos, directamente hay que ir al veterinario. Si, en cambio, son leves y nuestro perro es básicamente sano, algunas cosas podemos hacer en casa.

¿Qué le damos a nuestra mascota si le duele la panza? Perro enfermo. Foto: Klean-Vet.¿Qué le damos a nuestra mascota si le duele la panza? Perro enfermo. Foto: Klean-Vet.

En primer lugar, hay que darle sólo agua por varias horas para que limpie su tracto digestivo. El agua se renovará con alta frecuencia para que siempre esté limpia y fresca. Y nunca la abstinencia de alimentos debe superar las 24 horas.

De esta manera el perro utilizará su energía en su recuperación y no en hacer la digestión. Hay que tener en cuenta que un perro enfermo de la panza raramente querrá comer, afirma el sitio Experto Animal en su completa web.

Durante varias horas, hay que darle solo cucharadas de agua./ Foto: Klean-Vet.Durante varias horas, hay que darle solo cucharadas de agua./ Foto: Klean-Vet.

Cuando empecemos a alimentarlo después del ayuno hay que hacerlo con una dieta suave a base de pescado blanco o pechuga de pollo magra y sin piel, hervida o a la plancha y desmenuzada. Darle abundante agua, especialmente si es cachorro, y lavar el recipiente con mucha frecuencia.

El cansancio del perro

Si el perro está echado y fatigado, hay que dejarlo descansar todo lo que él necesite hasta reponerse. La cama debe mantenerse limpia y cómoda y en ese momento no debe faltarle muestras de afecto.

También, previa consulta con el profesional de salud, comprar alimentos probióticos diseñados para mascotas. El veterinario recomendará seguramente comidas caseras blandas y húmedas que incluyan zanahoria, calabaza, nabos, miel, avena, arroz hervido y agua de manzanilla. Salvo indicación contraria, los medicamentos se ofrecen junto con la comida. De esta manera los ingiere mejor y no les hace daño a las paredes del estómago.

El tiempo del perro. Si vemos que el perro está cansado tras la descompostura, hay que dejarlo que recupere su energía habitual./ Pixabay.El tiempo del perro. Si vemos que el perro está cansado tras la descompostura, hay que dejarlo que recupere su energía habitual./ Pixabay.

Una cosa que le hace bien al perro que tiene dolor de panza es caminar. Si ya ha descansado un rato, hay que incentivarlo para dar un paseo corto y dejarlo descansar otra vez. Pero los paseos cortos deben repetirse con frecuencia. Las caminatas ayudan a recuperar la movilidad de los intestinos necesaria para la recuperación y ayudan a bajar el estrés que les produce el dolor.

En síntesis: consulta médica, dieta, medicamentos prescriptos, caminatas breves, descanso y mucho amor.

Scroll al inicio