Un reclamo de Evo Morales deja a Bolivia con falta de nafta y alimentos


La lucha “a todo o nada” de Evo Morales para ser candidato presidencial en 2025 pese a que la ley se lo impide ya muestra sus efectos en el terreno.

Luego de siete días de bloqueos de carreteras en 22 sitios del país por parte de sus aliados, el flujo de mercaderías e insumos empezó a ser afectado, en especial en Cochabamba, eje de las rutas que conectan el oriente y el occidente boliviano.

Según informó este domingo el viceministro de Comercio, Grover Lacoa, durante una rueda de prensa en la que anunció la creación de puentes aéreos para evitar carreteras, en varias regiones empiezan a quedarse sin alimentos, artículos de primera necesidad, combustible e insumos.

“Los confinamientos están afectando el suministro normal de bienes”, dijo el funcionario.

Las zonas con los efectos de los bloqueos más graves son las de La Paz, Oruro y Potosí. Los cortes se concentran en el estratégico departamento de Cochabamba, en el centro del país.

El gobierno detectó bloqueos en 22 puntos, dijo Lacoa. Los aeropuertos, además, están llenos de usuarios que buscan un cupo de los “vuelos solidarios” que habilitó la estatal Boliviana de Aviación para evitar las rutas.

Insistencia. El ex presidente Evo Morales, el mandatario boliviano que más tiempo estuvo en el poder (EFE).

Según el gobierno, el costo económico de los bloqueos ya supera los 100 millones de dólares, además de los “daños causados “por la imagen de inestabilidad del país que se proyecta al mundo capaz de generar repercusiones negativas”.

El ex presidente Morales y sus aliados iniciaron los bloqueos hace ya una semana para exigir la renuncia de los jueces del Tribunal Constitucional que declararon ilegal el deseo del líder cocalero de ir por un cuarto mandato en 2025. Además de la ley, un referendo convocado por el mismo Morales en 2016 concluyó con un sonoro “no” a otra postulación.

Sin embargo, Morales se candidateó igualmente amparándose en una autorización del Tribunal. Pero meses más tarde, a fines de 2019, estallaron protestas en todo el país en su contra por presunto fraude y debió renunciar.

Bloqueos. Camiones de transporte de mercancías varados en Desaguadero, Bolivia, en la frontera con Perú, por los cortes de aliados de Evo Morales (AP).Bloqueos. Camiones de transporte de mercancías varados en Desaguadero, Bolivia, en la frontera con Perú, por los cortes de aliados de Evo Morales (AP).

Antes de su exilio en México, el presidente Morales denunció un golpe, pero fuentes sindicales revelaron que había dejado el poder por reclamos de la Central Obrera Boliviana, una organización aliada.

Pese a esos antecedentes, el líder cocalero insiste con que quiere volver al gobierno pese a ser el presidente que más ha habitado el Palacio Quemado, la sede presidencial. Fue primer mandatario en 2006-2009, 2010-2014 y 2015-2019.

Morales enfrenta una batalla interna en el gobernante MAS (Movimiento al Socialista), confrontando con el actual presidente, Luis Arce, que también quiere la reelección. Arce fue el artífice como ministro de Economía de Evo del llamado “milagro boliviano”.

En diciembre, el Tribunal Constitucional extendió el mandato de los máximos jueces del país que culminaban sus funciones a principios de enero, debido a que en 2023 no se realizaron los comicios judiciales bajo el argumento de evitar un “vacío de poder”.

El 31 de diciembre, ese cuerpo dictó un fallo en el que señala que la reelección en Bolivia es “una sola vez” seguida o discontinua y que la reelección indefinida “no es un derecho humano”, rechazando reclamos de Morales, quien el año pasado fue declarado por sus seguidores candidato único del MAS.

Fuentes: agencias AP, ANSA y EFE



Source link

Scroll al inicio