uno de los sobrevivientes reveló detalles del momento en que cayeron al agua


En medio de la despedida de Sebastián Piñera en Chile, uno de los sobrevivientes de la tragedia dio detalles del accidente que terminó con la vida del ex presidente y reveló un suceso escalofriante. Fue cuando, antes de despegar, el ex mandatario les explicó cómo actuar en caso de una emergencia.

«Todo fue muy rápido, caímos al agua y ahí logré abrir la puerta del helicóptero», detalla Bautista, hijo de Ignacio Guerrero, el empresario y amigo de Piñera que viajaba como copiloto en el Robinson 44 que se terminó estrellando el martes pasado sobre las aguas del Lago Ranco, un exclusivo balneario a más de 800 kilómetros al sur de la capital donde el ex presidente pasaba los veranos con su familia.

El joven de 23 años viajaba detrás de su padre, junto a la hermana de Piñera. Eran pasadas las 14.30 cuando decidieron regresar de la casa de José Cox, otro amigo del ex mandatario que los había recibido para almorzar en medio de las vacaciones.

El estudiante de Derecho recuerda que, antes de emprender el viaje de ida, Piñera le explicó qué es lo que debía hacer con las puertas de la aeronave en casos de emergencia, como la eventualidad de caer al lago. Esas palabras de rutina, símil a las indicaciones de una azafata para los pasajeros de un avión, terminaron siendo clave para salir ileso del accidente.

Al iniciar el regreso -cuenta Bautista- hubo problemas apenas un par de minutos después de haber despegado. «Por poca visibilidad dimos la vuelta donde se podía ver mejor sobre la costa y ahí nos topamos con el agua«, relata en diálogo con El Mercurio.

«Lo último que escuché bien en que (Piñera) cambiaría de rumbo. Después pudo haber dicho algo más, pero yo no escuché», precisa el joven que, al igual que el resto de los pasajeros, llevaba puesto los auriculares de aviación.

Video

La Armada tuvo que hacer grandes tareas de rescate ya que el helicóptero se hundió 40 metros en el lago producto de la caída.

En cuestión de segundos, la aeronave se estrelló sobre el lago. Según Bautista, el golpe no fue fuerte, pero el helicóptero quedó inclinado hacia el lado donde estaba Piñera, quedando esas puertas bajo el agua. Y comenzó a hundirse de inmediato. Eso explicaría por qué el ex presidente no llegó salir a tiempo.

Del otro lado, la puerta quedó sobre el agua. En medio del nerviosismo y la tensión, Bautista recordó aquellas palabras previas de Piñera. «Primero abrí la puerta, luego me quité el cinturón y, al llenarse el helicóptero, salí. Los audífonos se me salieron solos», precisa.

Mientras se hundían, logró salir su padre y también Magdalena Piñera. «Fue todo muy rápido. El agua era oscura y profunda», rememora.

Luego de escapara de la aeronave, comenzaron a nadar pero apareció una lancha antes de llegar a la orilla. Era José Cox, junto a su hijo. Alertados por la situación, los rescataron al mismo tiempo que apareció otra embarcación para ayudarlos. Para ese entonces, el helicóptero ya se había hundido en su totalidad y no veían rastros de Piñera. «Estábamos todos muy mal, ya sabíamos que había fallecido», desliza, con angustia.

Su padre, Ignacio, sólo alcanzó a decir frente a la prensa unas pequeñas pero contundentes palabras. «El verdadero héroe está aquí, a mi lado», soltó señalando a su hijo Bautista.

El último adiós a Sebastián Piñera

Chile despidió este viernes en un emotivo y solemne funeral de Estado al ex presidente Sebastián Piñera, fallecido el martes pasado en un accidente de helicóptero en un lago del sur de Chile.

Desde primera hora de la mañana, ministros del gabinete de Gabriel Boric, parlamentarios, miembros del Poder Judicial y representantes de todo el espectro político llegaron al antiguo Congreso de Santiago para dar el último adiós al ex mandatario en el tercer y último día de duelo nacional.

El presidente Boric, el último en intervenir de los representantes de los tres poderes del Estado, dijo que Piñera «fue un hombre que siempre puso a Chile por delante, que nunca se dejó llevar por el fanatismo o el rencor».

“Fue un líder que abrió camino a una derecha moderna y democrática», agregó Boric, que como diputado fue un férreo opositor a su antecesor y también lo desafió como dirigente estudiantil durante las masivas protestas de 2011.

Antes intervinieron el ex presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000), quien destacó que “siempre buscó servir a la patria con sus valores, su inagotable energía y mucha pasión”, y la ex presidenta Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018), que lo destacó como “un interlocutor capaz de dialogar y escuchar críticas”.

Tras un emotivo abrazo a la viuda y ex primera dama, Cecilia Morel, y el agradecimiento de la familia por los discursos, la ceremonia finalizó con una simbólica guardia de honor encabezada por el propio Boric y los ex mandatarios, quienes escoltaron durante unos minutos el féretro.

La guardia presidencial sostiene el féretro en la antigua sede del Congreso Nacional, en Santiago. Foto: EFE

Después del homenaje en el Congreso, el cortejo partió hasta la Catedral Metropolitana, donde el arzobispo de Santiago, Fernando Chomalí, ofició una misa. Después de la homilía, personalidades cercanas y destacadas dedicaron unas palabras al ex presidente, entre ellos Luis Urzúa, representante de los 33 mineros rescatados de la mina San José, en 2010, uno de los logros de su primera Administración.

«Gracias a él nosotros fuimos rescatados y hoy podemos dar un testimonio y decir: ‘Sí, presidente, usted lo pudo hacer, usted nos sacó de la tierra, usted luchó por nosotros con su familia’”, señaló.

Por parte de la familia, hablaron dos de sus nietos y Sebastián Piñera Morel, el tercero de sus cuatro hijos. «El nombre de Sebastián Piñera Echenique será recordado para siempre, un hombre único, honrado, valiente, perseverante, empático y respetuoso; un hombre que no conocía el odio y mucho menos el rencor y, sobre todo, el hombre más inteligente que conocí», expresó León, de 18 años, el mayor de sus nietos.

Posteriormente, la comitiva pasó por La Moneda (sede del Gobierno), donde lo esperaban cientos de seguidores. El ataúd desfiló al ritmo de la ‘Marcha fúnebre’, de Frédéric Chopin, abrazado por un silencio sepulcral del público. Boric y la guardia de Palacio, encargada de recibirlo cada día durante su mandato, le rindieron allí un último homenaje.



Source link

Scroll al inicio